Quincuagésimo quinto desahogo dedicado a la mujer

Published by desahogandome under on 7:00:00 p. m.
Eres preciosa cuando amanece:
Diva agraciada de cálidas e infinitas sonrisas y vergüenzas.
Eres preciosa:
Si tu mirada contempla ingeniosa el azul intenso de mis sentimientos.
Eres preciosa:
Ante el espejo de tu espejo: armonía de curvas fastuosas, creación fabulosa.
Eres preciosa:
Instinto y talento: la pasión roja que nunca desborda tu inteligencia.
Eres preciosa cuando anochece:
Deseo carnal, deseo eléctrico, deseo salvaje, eterno y despierto.
Eres un cálida racha de viento que eriza mi pelo, la hija bastarda del sol y la luna, Una pizca de hielo, una brizna de celo, el fuego de enero.
Eres una mujer: te admiro, te como, me escoges primero.
Ahora sólo quiero, si puedo: besarte una vez para tenerte, como un loco desnudo de emociones, trovador de versos imperfectos, postrado ante una diosa soy tu reo.

Eres preciosa y precisa confundiendo: el tesoro del deseo.
Eres preciosa y precisa y aun no queriendo: Eres mi sueño.

Quincuagésimo cuarto desahogo elegía a cierta escritura

Published by desahogandome under on 7:26:00 a. m.

Dices que ves en las calles las mismas caras
En este planeta plural de lento movimiento
Espesa la sangre ajena que tomas de alimento
Dices en el nombre del hombre del mañana.

Dices que vives y no te da la gana
En un rabo de nube encantado
Dejando a un lado el odio sembrado
Dices que me quieres y sin embargo me matas.

Dices que tomas de tu libro impreso
En letra cursiva o en letra americana
Lo que somos de dios esperanza vaga
Dices que todo está escrito en tus versos.

Dices que el amor mueve montañas
Tomada la roca más dura en tus manos
La arena que pisas mojada en verano
Dices lo que quieres mientras me engañas.

Dices que la vida marcha contracorriente
Mientras agitas tus proclamas al viento
Presumes creer saber todo del tiempo
Dices que lloras cuando ríe la gente.

Dices que puedes blandir mil espadas
Un oasis de esperanza de ilusiones perdidas
Siglo veintiuno no cuelan más mentiras
Dices que te dé hoy por si muero mañana.

Dices que morir es soñar despiertos
Dices que hay frío en el vientre materno
Dices que mañana habrá mil inviernos
Dices qué es morir y vivimos los muertos.