Quincuagésimo tercer desahogo aunque no importen los motivos

Published by desahogandome under on 2:31:00 a. m.

Toda ausencia tiene un porqué. Algunas por un dolor; o varios. Otras, otras tantas razones tienen. y la mía fue una pausa: llena de pausas. cesé para recordar cómo era, cómo servía de alimento, cómo arqueaba más y más las propias sonrisas. paré por una duda, llena de tiempo; Oteando, pasando en silencio, viviendo despacio y aún así probé el suelo: me levanté y aprendí; y como era mi pausa no tuve prisa en seguir caminando y pude lamerme las heridas sonriendo: hice otra pausa en mi pausa: dormí despierto hasta hartarme, ahora curioseo en tu futuro que es el mío ¿o hay más de uno? Descansé entre corcheas y timbales adornando el viento, sin asuntos pendientes para poder también tener mi pausa de soñar consciente: y volví a la primera parada de este recorrido imperfecto. así que cerré el paréntesis nosécuándoabierto y seguí pausado; tuve momentos perfectos de siete años raudos y eternos, con el único ser que con el corazón contemplo siempre abierto, de par en par sus invisibles puertas. A ralentí el dolor por su ausencia no duele menos, ni más: sólo es más lento; ¿y el resto del tiempo? Entre pausas visité, leí, canté, algo reí, también escribí como prometí siempre lo mismo siempre distinto: viviendo sin parar de vivir.

Mi consejo: haz una pausa, no es una denuncia falsa, a este sueño a americano; para volver aquí siempre hay tiempo

15 locas opiniones:

Tesa dijo... @ 31 de marzo de 2009, 9:06

Parar es indispensable para recuperar fuerzas y seguir caminando.

ilu dijo... @ 31 de marzo de 2009, 13:19

Espero que la pausa te sirviera...yo hice una larga por tu tierra (por cierto, me debes un café...). Lo mejor de los lugares es que siempre están donde los dejaste, no pasa con las personas...

Un abrazo

Maga Viajera dijo... @ 31 de marzo de 2009, 13:37

Alguien que algo entiende de pausas, necesarias, obligadas casi, aunque sin obligaciones. Estar con uno mismo, descubrir que sigues siendo tu, a pesar de todo y pese a todo y con todo y sin nada de ello. Reencontrar el espacio, el que quieres, que no la inercia.
Me alegra saber que te escuchas, que te cuidas, que proteges lo mas importante de ti, tu ser, pero, por sobre todas las cosas, me alegra tenerte de regreso... El tiempo es lo de menos.
Por cierto, el domingo anduve por tu tierra, o cerca, en Bilbao, desahogándome y renovando energía.

Camy dijo... @ 31 de marzo de 2009, 14:15

A través de Maga Viajera he conocido tu blog. Te seguiré leyendo.
Un saludo

Luna dijo... @ 31 de marzo de 2009, 14:43

Hoy por hoy , las pausas , aunque necesarias , parecen lujos.

Besos

aLba (*) dijo... @ 31 de marzo de 2009, 14:57

pausas que no vienen mal de vez en cuando..

Selma dijo... @ 31 de marzo de 2009, 20:01

En eso estuvimos tu y yo Txan, cada uno por su lado ;-) pero rePAUsando una vez más... Tu has vuelto.. yo aún no tengo fuerzas ni ideas para hacerlo, pero comento, es un primer paso... Eso si ¡NO DEJES DE ESCRIBIR! ;-) ¿Vale?

Besos sin prisas, pero sin PAUSA...

maalexandra dijo... @ 1 de abril de 2009, 2:01

dicen que la distancia es el olvido*

que bueno pasarse por aca, huele a primavera*


besosdulces*

Ricardo Colomer dijo... @ 1 de abril de 2009, 12:40

Que bien escribes capullo.

Imprescindible una paradita en el vieje de la vida de vez en cuando.

Un abrazo amigo

Maga Viajera dijo... @ 2 de abril de 2009, 16:58

Por cierto, sí, muchos regalos en pocos días, espero que eso no te suba la fama a la cabeza.... jajajajaja.
Un saludo!

Amanda dijo... @ 2 de abril de 2009, 18:04

Me recuerda mucho a mi vida...
Un abrazo

canuit dijo... @ 3 de abril de 2009, 16:23

Yo estoy con Ricardo: que pluma tienes jodio.
Aunque sabes que me gustaba más tu anterior etapa de antisistema que la de poeta.
A mi ya no me queda tiempo de hacer pausas, y más cuando veo a mi Viejo con 90, y parece que fué el otro dia cuando lo conocí con 40
El Canuit

Alejandra dijo... @ 4 de abril de 2009, 1:45

Siempre hay tiempo y siempre habrán ojos que leerte. Pausarte es válido ya que la vida te lleva a su ritmo. Bienvenido seas =)

Besito

Marinel dijo... @ 7 de abril de 2009, 12:28

La vida es como una gran casa llena de habitaciones.Por muchas de ellas pasamos deprisa,sin hacer una parada atrayente,investigadora...sencillamente las pasamos de largo...
Así, que es importante concienciarse de que están, de que debemos descubrirlas, observarlas detenidamente y conocerlas.
dedicarnos tiempo relajado para vivir y todo lo que ello conlleva, es fundamental...
Bienvenido.
Besos.

Joaco dijo... @ 7 de abril de 2009, 16:02

Una pausa, aunque sea una pausa, consume tiempo. Por eso estoy totalmente de acuerdo con Luna.

Un saludo

Publicar un comentario