trigésimo desahogo en frío

Published by desahogandome under on 10:29:00 a. m.
Tengo miedo, mucho. No al destino enemigo. No al prójimo malvado. No al amor en minúsculas. No a la vida.
Y no pierdo la esperanza de perderme en el miedo.
¿Por qué te temo tanto?

Cuando al despertar desnudo pienso en ti primero,
Por algo será.
Tal vez si jamás lograra alcanzarte. Tal vez si no estuvieran tan cerca tu mirada y tu voz. Quizá si no abrigaras tanto…

La rutina que atrapa este amor verdadero me quema vivo por dentro. Si antes de soñar con otras mujeres y contigo, estás sola en mis sueños: es un mudo te quiero.

Si por más que guíe el auto al norte frío encuentro tu calor; si tu aroma sin unos ni ceros siempre recuerdo: te adoro en silencio.

Si tu magia me busca despierto cuando más dormir quiero; si tu sonrisa profunda nunca desaparece: bebiendo te espero.

Sírvame el último, por favor señorita, que prisa no tengo.

0 locas opiniones:

Publicar un comentario