Quincuagésimo sexto desahogo, en deuda

Published by desahogandome under on 5:09:00 a. m.

Tibio. Entre dos mundos supuestos.
Caminando entre tinieblas los días más largos
y, Gozando de la luz de los inviernos.
Y muy Harto.
Del complejo de pollo nonato,
Del decreto,
De la vergüenza ajena y de la propia,
Del político, del gesto
y, Sobretodo harto: de uno mismo.
Con desidia, con distancia sabia,
con rencor por el camino distinto no recorrido
y, Sin fe: ni falta qué me hace (no es un secreto)
pero más que tibio, frío… como el acero hirviendo:
Así me encuentro.

2 locas opiniones:

Selma dijo... @ 2 de septiembre de 2009, 21:20

Txan!! Cuanto tiempo sin saber de tí!

Hirviendo, caliente, tibio, frío...Me preocupan esos bruscos cambios,hermoso pero enigmático Poema...
Un beso.

Maga Viajera dijo... @ 5 de septiembre de 2009, 23:58

Echándote de menos... Aquí arriba dices que si escribo te hago feliz, espero porder aportar un rayito de luz y calor...
Si estamos en un cuarto oscuro y decimos que no hay luz es porque alguna vez hemos visto la luz. Algo parecido sucede con la felicidad.
La vida es una rueda constante y cuando estamos abajo la felicidad consiste en saber que sólo nos queda subir.
Un beso...

Publicar un comentario