Quincuagésimo octavo desahogo, clases se esperanza

Published by desahogandome under on 9:44:00 a. m.



Queriendo una verdad busqué en las tinieblas de algún desierto
Sonrisas perfectas mudas de esperma, soñé despierto
Hallé entonces mi propia alma pariendo su elegía
Dueña de un destino sin respuestas ni remordimientos.


El logo marcado, la marca humana en decadencia
El credo sagrado que no entiende la experiencia
El negocio florece a nuestro lado por momentos
A tus bolsillos llenos canto esta condolencia.

A mi lado caminando peatones sin destino
Cegados por el odio azul de su propio desatino
Quise tenderte la mano tras la noche todo el día
Buscando entre las palabras no encontrarás el camino.


Deja entonces que te guíe a tu yo más profundo
Pisa fuerte lo primero sobre el dolor de este mundo
No crecerá la hierba buena sobre la tierra gastada
Seca lágrimas ajenas y harás el viento más puro.

4 locas opiniones:

Ricardo dijo... @ 22 de octubre de 2009, 14:36

Me vas a permitir que esta vez me quede con la fotografía. Dice infinidad de cosas.

Un abrazo y salud...os

Luna dijo... @ 22 de octubre de 2009, 14:48

Quién no necesita clases de esperanza después de salir a la calle, de abrir el diario o de prender la tele?

Yo, por mi parte, necesito un curso intensivo.

Besos

Selma dijo... @ 22 de octubre de 2009, 19:57

Txan, añoraba tus palabras.. mucho, pero este Poema compensa tu silencio.. es hermoso..
Mila muxu...

Tesa dijo... @ 22 de octubre de 2009, 20:45

"Pisa fuerte lo primero sobre el dolor de este mundo"

En teoría no es difícil: hay tanto dolor donde pisar...

Publicar un comentario