Sexagésimo tercer desahogo histórico, ni melódico, ni armónico

Published by desahogandome under on 9:19:00 p. m.

Lo necesitaba. Busqué una forma lógica y sutil con la que adornar mis pensamientos y encontré en el fondo de mi maleta una guitarra. La tomé, la cuidé y la observé en la distancia sin entenderla... y aún hoy.

No supe si era hombre o mujer, mi guitarra, de forma humana y carácter animal; sigue muda y a mi alcance varada.
Anuncio: he iniciado el camino y me he salado los tobillos, esperando que ella sienta mi presencia y acuda en mi búsqueda, pues la encontré sin que ella aún hiciera lo propio en viceversa.

Está viva y lo sabe. (Sólo ella) que me hieren los animales que deseo, que quiero y que admiro. Que ya no más desconocidas palabras tienen capacidad de herirme en el alma; hoy sé que las quiero, a mis armonías vacías y con destino el universo.

Por eso me advirtió, fue su primera confesión directa: “el día que sólo yo te haga daño, pese al estruendo, sabrás entenderme, y me tendrás por completo. Pero si ese día alcanzas, ten cuidado, no sabrás a quien cantar tus mustias palabras ni en mi compañía.”


Lo necesito.
Busqué la forma lógica y sutil de que ella hablara por mí, aún muda sin mí.

Cuando la espuma de mar cubre ya mis desvergüenzas, cuando aún espera su recompensa, en consecuencia: he hallado un viejo lobo de mar que, tal vez, le ayude a ella a endulzar su existencia y a un servidor a sentirse más solo.


Ya me advirtió: “si estamos solos te haré daño”.
Así que: Propósito de enmienda: Estar con ella y que no me duela... ..., sobre todo al oído.

Mi amada guitarra: ¡quiero que seas parte de mi dispersión en viceversa y que el mundo nos perdone a ambos!

7 locas opiniones:

aLba * dijo... @ 24 de enero de 2010, 21:56

si estamos solo te hare daño ...
me encanta esa frase! bua..

Amanda dijo... @ 24 de enero de 2010, 22:19

Puede ser un buen refugio para evitar las heridas pero también te negará posibilidad de la dicha.

Sin ánimos de ofender, ¿no es mejor plantarle cara a la vida?

El anacoreta no sufre pero tampoco vive y si no vas a saber a quien cantar tus palabras, que sentido tendrán.

Soy de la misma opinión que tu guitarra...espero que mis palabras no te duelan al oído :)

Besos, me alegro de tu regreso...creo que empiezo a envidiar a tu guitarra ;)

Tesa dijo... @ 24 de enero de 2010, 23:39

La música puede ser un buen refugio, sobre todo si brota de una guitarra en nuestras manos ...pero cuidado, la nostalgia que a veces acompaña la música, puede volverse en nuestra contra.

Maga Viajera dijo... @ 25 de enero de 2010, 10:14

Estar juntos sin hacerse daño o, al menos, sin que los dolores del otro nos duelan... Estar juntos para crear... música o lo que sea, que siempre sale del alma... y que se vayan los dolores por ahi y por ahí también, se canten las alegrías.
Tus palabras siempre las siento dentro y hondo, desde la primera vez... Te echaba de menos desah... Un abrazo

Ricardo dijo... @ 25 de enero de 2010, 17:49

Armando de Castro escribió esto hace ya muuuuchos años:

Vamos sonando con gran intensidad,
sobre una nube de gritos y sudor,
cuanta energía guardada en tu interior
nuestro objetivo vencer la soledad;
no hay otra imagen que pueda expresar toda esa fuerza la magia ritual.

Puede ser fría, helado manantial
un ser distante sin comunicación
puede ser fuego que brota de un volcán, o un sentimiento que llegue al corazón.

Ojalá el tiempo no logre romper
todos los lazos que te unen al rock.

Y tu ... tormenta de trueno sin luz
eres símbolo de libertad
yo nunca podría vivir
sin tus cuerdas de acero tocar.

Alma de hierro en formas de mujer
madera noble curada por el sol
es tu sonido un canto a flor de piel, son tus acordes un grito de pasión.

Ojalá el tiempo no logre romper
todos los lazos que te unen al rock.

Y tu ... tormenta de trueno sin luz
eres símbolo de libertad
yo nunca podría vivir
sin tus cuerdas de acero tocar.
Y tu ... tormenta de trueno sin luz
eres símbolo de libertad
yo nunca podría vivir
sin tus cuerdas de acero tocar.
Tormenta de trueno sin luz
eres símbolo de libertad
yo nunca podría vivir
sin tus cuerdas de acero tocar.


Un saludo, Crak

Amanda dijo... @ 27 de enero de 2010, 14:23

No he podido evitar la tentación de expresar mi admiración por este poema del comentario de Ricardo.No lo conocía pero me ha encantado.
Por cierto, el tiempo no ha logrado romper todos los lazos que, a mí personalmente, me unen al rock.:)

desahogandome dijo... @ 30 de enero de 2010, 20:51

Es un temazo de Baron Rojo, del Breaktoven creo recordar Amanda... Este Ricardo que es de mi misma quinta!!!

Abrazo a toooos

Publicar un comentario