cuadragésimo desahogo entre sábanas, sedas y algunas hierbas

Published by desahogandome under on 1:19:00 a. m.

Ojala pudiese creer en el destino. Pero creo en la casualidad.
Porque creer en el destino es como elevar en la mente la casualidad al infinito.
Después pasa el tiempo y la potencia disminuye hasta una nueva casualidad. Como el tenerte tan cerca. Tanto tiempo.
No necesité al destino.
Sí creo en la esperanza.


Mienten quienes con los ojos abiertos no ven. Quienes promulgan huecas palabras al viento. Quienes ante el espejo se ven opacos. Mienten quienes propio no tienen qué decir ni qué vivir.

Confiando en ver y en ser escuchado, ante mí postrado confieso: para esperar al destino: cree en la casualidad, con esperanza.

8 locas opiniones:

Tesa dijo... @ 27 de noviembre de 2008, 15:01

¿Ante mí? ...postrado confieso

¿YO ante MI?

redunde, redunde, oiga

ALBA dijo... @ 27 de noviembre de 2008, 16:49

A veces a mí tambien me cuesta creer en el destino. A veces creo en él y a veces no. Depende..
Pero lo que si que sé es que no sé que creer.

unbeso

aLba dijo... @ 27 de noviembre de 2008, 20:42

supongo q la casualidad , sea parte del destino ....

ilu dijo... @ 28 de noviembre de 2008, 0:50

A mi es que lo del destino, siempre me ha tenido bastante confundida. Aunque si que creo que todo lo que sucede, bueno o malo es por algo, para algo.
A veces pensaba pues si mi destino es este ahora voy a hacer lo contrario y lo esquivo, pero luego pensaba, no, si existe mi destino, de una manera u otra, por un camino o por otro al final siempre llegaré al mismo sitio.

Un abrazo

desahogandome dijo... @ 28 de noviembre de 2008, 11:24

Tesa... mienten "Quienes ante el espejo se ven opacos" y si estoy ante mí, redundando, es que estoy delante de un espejo... Así que estoy dos veces! Gracias.

ALBA... ¿Crees que creer es necesario? ;-) ¡Qué obsesión!
Gracias.

y Alba...
e Ilu...
no sé si la casualidad es parte del destino porque creo que no existe el destino, más que como idealización de unos deseos positivos (y por contra negativos). Lo que creo es que las cosas, entre tantas variables (gentes, lugares, momentos...) suceden por casualidad. Hay millones de casualidades cada día ¡vivir es una casualidad!

me dio por ahi

thanks y besos

Tesa dijo... @ 28 de noviembre de 2008, 12:38

Yo, los espejos, no los veo como duplicadores (no percibo esa metáfora) sino como lo que son, el reflejo de uno mismo, lo que pasa es que, a veces el espejo no nos muestra solamente nuestro exterior, sus pistas(la expresión, el deterioro físico o por el contrario el buen aspecto) son claras y prueban lo que llevamos dentro

Y ahora la gracieta:
...no tienes más que mirar el mío :)

Gracias por llevarme la respuesta hasta casa. Un saludo

Luna dijo... @ 28 de noviembre de 2008, 21:11

La casualidad pone bajo nuestros pasos, caminos. Uno de ellos me trajo hasta acá.

Saludos!

Adnama dijo... @ 17 de diciembre de 2008, 23:58

cree en el destino con esperanza, cree que todo pasa por que tiene que pasar...
X cierto veo que ya no me tienes entre tus favoritas, deberé ganarme el puesto de nuevo. Otro besazo querido Txan.

Publicar un comentario