decimo tercer desahogo confieso olvido mi suerte

Published by desahogandome under on 12:51:00 p. m.
Hoy toca confesar confesando que sigo en mis trece diálogos con las plantas. Hecho que de por sí no significa más que he encontrado una natural manera de combatir el strees (sin una guitarra), así como posibles futuras crisis de ansiedad, conocedor de las respuestas que hemos sabido dar cuerpo y mente a episodios pasados y sufridos. Pero el corazón mío va por su cuenta sin asumir riesgos, sin asumir dolor, y para él no conozco medicina. Ni apuro un diagnóstico.

Cuerpo, cerebro y corazón (alma). Sufren tanto y tan distintamente. Como un dolor el dolor se combate, simplemente encontré el analgésico perfecto, menos para el corazón, hasta hoy, nada asegura que también mañana. Sin prescripción y sin abusos, siempre. Aunque no sane el dolor menos doloroso pero más desgarrador porque no sepa qué he de arreglar: si un amor, un desamor o la triste ausencia de ambos.

Hoy confieso un olvido. Lo sé, existe porque una vez alguien me lo presentó. Lo sé, dejó de ser un cuento el día que probé de él, tal vez recién nacido. Lo sé, lo tuve, lo tuve y, seguramente, lo gasté. Así que cuando creo, dudo; en el amor; cuando sé que no creo, dudo. Tanto como en las ocasiones que no sé si quiero ser amado o amante, ahora que no puedo abarcarlo todo y que sigo sin saber qué elegir...
... y sin que elijan por mí.

0 locas opiniones:

Publicar un comentario