séptimo desahogo después de cada regreso

Published by desahogandome under on 1:18:00 p. m.

De regreso camino despacio. Me entretengo con las calles semivacías, contemplando. Viendo como pasan también otras almas a mi lado; pese a la amplitud de la noche temprana, el frío es sólo fresco. Voy pensando en ello: ¡qué temperatura más agradable”. Casi me descamiso. A todo esto, sigo caminando, de regreso.


En el sofá sin cena, acariciando, perdón: usando sus pies como esas bolas que se aprietan y aprietan para liberar algún stress, quise decir, converso con las plantas sujetando la inquietud de mi mente que se encuentra, tal vez en otro lugar, no con personas distintas. Antes de dormir normalmente nos follamos.


Más tarde me pregunto entre el rumor de las plantas y el olor a sexo ¿a dónde he regresado?

0 locas opiniones:

Publicar un comentario