quinto desahogo por alguien que me ama

Published by desahogandome under on 12:06:00 p. m.

Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos, leí con martini y con limón (de esos que ya no pruebo), hace muchos, muchos años. Igual que recordé el poema plagiando algún verso no hace mucho. Entonces el cielo estaba despejado y oscuro, es decir, estrellado e inmenso. Hoy, a parte de parecer invierno siendo primavera después de que en invierno pareciera primavera, digo, hasta insisto, siguiendo el hilo, que todo en mí ha sido un naufragio.


Hasta este segundo, al menos.


Naufrago como cantante desesperado, no siempre siendo quien soy. Naufrago cada vez que no lloro debiéndolo. Naufrago cada vez que te miro, te veo, te observo y te contemplo en silencio. Naufrago frente a una línea en blanco. Naufrago por paciencia debiendo ser más impaciente, aún. Naufrago entrando al trapo del egoísmo y la avaricia que aderezan el cuerpo jodiendo el alma mía. Naufrago cada vez que miro el mundo en el que vivo sin sentirme culpable por nada. Naufrago cuando escribo palabras de amor sin destino. Naufrago agasajando palabras ajenas a usos indebidos. Naufrago de impotencia, lastrado. Naufrago eligiendo. Naufrago con cada minuto desaprovechado de los pocos que dura una vida.


Soy un náufrago, como se ve, de los abrazos, las caricias y la ternura que regalo y que recibo sin quererlo. Soy un náufrago por no amar como debiera, con lo amado que estoy siendo.


...corriendo el grave riesgo del poeta de acabar abandonado.

0 locas opiniones:

Publicar un comentario